¿Y si Apple se hundiese?

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

(Artículo publicado por Echeneis)

Confucio decía: «estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro»con esta idea podemos trabajar para distanciarnos del ruido imperante en estos momentos: petróleo, China, caída EPS, subida tipos, devaluaciones, deflación, y analizar la situación con vistas a determinar de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde vamos.

Si nos dejamos llevar por el frenesí del día a día de los mercados sin un plan de trading ajustado a nuestro capital y estilo de trader poco vamos a durar en el juego. He comentado en otras ocasiones que la nueva generación de trader sólo han conocido la etapa reciente del Bull Market, donde los retrocesos de mercado eran pronto recuperados por fuertes rebotes,  pero podríamos entrar en otra fase donde no todo lo que baja sube.

En el gráfico inferior muestro la cotización histórica de esta acción tan conocida. Cualquiera que no lo revisara podría pensar que llevando una caída del 30% desde máximos, presentando unos resultados sólidos, con gran cantidad de dinero en caja y con los productos innovadores suponemos que está desarrollando, se encuentra a un precio óptimo de entrada. Pero San Valentín ha pasado ya y no debemos entrar en compañías cómo los novatos con el argumento de «me gusta» (esto lo dejamos para las redes sociales).

El mercado se adelanta a los acontecimientos, hace techo antes de entrar en recesión y suelo previamente de tocar fondo la economía, por tanto, aquí los operadores están hoy descontando que la compañía no podrá continuar con este crecimiento en el futuro. 

Para un inversor que siga confiando en sus números y no quiera encontrarse con ella a 50$ está la operativa con opciones, su flexibilidad y su aplicación para coberturas. Si tras el último informe de beneficios de enero-16 decidimos entrar y no queremos hacerlo a pecho descubierto, una posibilidad es proteger nuestra inversión con una Long Put. Este seguro tiene un coste, la prima, que habrá que sumar a la inversión inicial en acciones para obtener el coste base inicial.

Puestos que acabamos de pasar los earnings, las opciones están cargadas de volatilidad y por tanto este seguro tendrá un precio superior al que tendría en otra época del año. Además, con las caídas recientes también la cadena de opciones está sobrevalorada. Para ilustrar esto último os dejo esta imagen donde se aprecia como la Volatilidad Implícita del subyacente estaba en ascenso hasta el paso del evento y su consiguiente Crush:

Si entramos en el valor el día 29/01/15 a 95.96$ y queremos proteger nuestra inversión desde los 90$ hasta enero del 2.017, la long put Jan17 strike 90 cuesta 8.75$, nada es gratis y para dormir tranquilos debemos pagar. Esto nos deja nuestro coste base inicial en 104.71$. Pero para financiar esa compra de opciones podemos vender una short call de la misma expiración del strike 105 por la que obtenemos un crédito de 6.75$. De esta manera nuestro coste base inicial queda en 97.96$, nuestra máxima pérdida en la expiración serían 796$ y nuestra máxima ganancia 704$ a lo que habría que añadir los dividendos que se repartirán. El ratio de pérdida/ganancia prácticamente es 1/1.

Con esta posición nos despreocupamos del mercado, nos da igual que China no crezca, el petróleo llegue a los 20$, se produzca un Brexit, Apple fracase con sus productos o clonen al bueno de Jobs, nuestra máxima pérdida y beneficios lo conocemos de antemano. Podríamos hacer una gestión más activa con la idea de ir reduciendo nuestra inversión inicial pero para un inversor con poco tiempo esta operativa es la que mejor se adapta.

Echeneis

 

 

Entra a nuestro curso gratuito y
aprende a operar con opciones

OTROS POST

error: Content is protected !!

NOMBRE

E-MAIL

CURSO GRATUITO

Entra a nuestro curso y descubre una forma ÚNICA y DIFERENTE de operar en BOLSA.