Érase una vez un comprador de opciones

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Es una de las preguntas más típicas: ¿Se puede ser rentable comprando opciones?

Y la respuesta: Claro que sí pero lo tendrás muy muy complicado.

Pero a pesar de ser complicado es de lo que más publicidad se hace.

Para que te hagas idea de la desventaja, solo te tienes que dar cuenta de que hay muchos emisores de “cosas” similares a las opciones que sólo te dejan comprarlo, o venderlo si antes lo has comprado. Con ello tú pierdes y ellos ganan (que son los que venden sin haber comprado). Pero lo que no se llega a entender es que operadores profesionales recomienden comprar opciones.

Tienes un instrumento totalmente flexible que puedes operar de mil maneras y tú decides pegarte un tiro en el pie y comprar opciones. Comprar opciones es sin duda el peor instrumento para operar direccional, salvo algún caso que comentaré.

A pesar de la desventaja se sigue promocionando.

¿Cuál es la razón por la que la compra de opciones simples no funciona?

Cuando compras una acción (acción, no opción), tienes la mitad de posibilidades de ganar una cantidad y la mitad de posibilidades de perder esa misma cantidad. Con opciones simples compradas tienes mayor probabilidad de perder que de ganar esa cantidad. Es así de sencillo.

Esa desventaja en contra se llama Theta negativa y te hará perder dinero día tras día. Necesitarás un movimiento del precio a favor para que te compense esa pérdida por el paso del tiempo. Y sin tener en cuenta los cambios por volatilidad.

Lo vemos con un ejemplo:

Ahora (2 de mayo a las 16.30h) compra una Opción Call de AAPL (el ticker de la manzana) a dinero (Strike 180) del vencimiento de junio.

Y estas son las imágenes del ahora y dentro de un mes. Tan solo por el paso del tiempo se palma pasta y ya es razón más que suficiente para no operar jamás de esa manera. AAPL debería llegar a los 185 para que tu operación terminará en break even.

Si con esta estrategia (opción simple comprada) y si el precio terminase en 186 tu rendimiento sería de 0%, en el caso de que esa estrategia la hubieras hecho con la compra directa de acciones, tu rendimiento sería aproximadamente del +5%. Mucha desventaja ¿no cree?

La única excepción a la compra de opciones son las coberturas de mercado bajista o quizás que quieras tomar algún riesgo en fases de mercado donde el riesgo puede subir muy rápidamente.

Para operar con opciones tienes que tener siempre THETA POSITIVA y si no es así, algo falla en el planteamiento que estás haciendo…

Existen cientos de estrategias con opciones que presentan grandes ventajas: calendars o time spreads, iron condor, ratios, butterflies, covered call, collar trade...y variantes de todas ellas que te permiten adaptarte a la situación del precio, volatilidad y tiempo.

Todas ellas cumplen esa característica de tener theta positiva y que te permiten ser rentable o tenerlo muchísimo más fácil que con la compra de opciones simples… pero siempre hay gente que prefiere complicarse la vida.

Por cierto el título del artículo está tomado de aquí…

Saludos y buen trading.

********************************

José Luis.

Swing Trader.

Coach Especialización Generación de Ingresos

Entra a nuestro curso gratuito y
aprende a operar con opciones

OTROS POST

error: Content is protected !!

NOMBRE

E-MAIL

CURSO GRATUITO

Entra a nuestro curso y descubre una forma ÚNICA y DIFERENTE de operar en BOLSA.