SharkOpciones - Educación en Inversión y Trading

Invertir con Opciones, ¿es posible? (Parte I)

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Es muy común pensar que las opciones son un producto financiero muy arriesgado y diseñado para especular.

Teniendo en cuenta que gran parte de la industria del “brokeraje” incita a la operativa frecuente y con poco capital, gracias al apalancamiento de las opciones, éstas son un producto que perfectamente casa con dichos objetivos.

Por ello, es normal que el primer pensamiento de la gran mayoría de inversores, que nunca han tenido contacto con las opciones, sea que éstas son un producto muy arriesgado, todo ello gracias a la mala propaganda de los medios.

Otro factor importante que ha dañado la imagen de las opciones han sido los warrants, producto que emiten los bancos y que nada tiene que ver con las opciones cotizadas en mercados regulados.

Hay que recordar que las opciones no son un producto novedoso, sino que nacieron en 1968 con el objetivo de cubrir riesgos en inversiones financieras.

Aquellos inversores que tienen un conocimiento mayor de las opciones, saben que éstas pueden utilizarse como instrumentos auxiliares para cubrir riesgos, reducirlos o generar ingresos adicionales sobre nuestras acciones o ETF’s.

Pero en el artículo de hoy quiero demostrar cómo podemos usar exclusivamente las opciones para invertir. No me refiero a spreads “acción-opción”, que ya hemos visto en pasados artículos, sino a posiciones únicamente formadas con opciones.

De esta forma, veremos que el uso de las opciones, además de para estrategias de trading, puede dirigirse perfectamente para estrategias más conservadoras de inversión.

En este artículo veremos un primer ejemplo, muy valioso e interesante para aquellos inversores que quieran reproducir una posición en acciones sin necesidad de poner al frente todo el capital.

Posición Sintética

Una posición sintética es una estrategia que imita al 100% la compra de una acción, pero usando exclusivamente opciones.

Las posiciones sintéticas son usadas principalmente por los creadores de mercados, que las usan como medio para neutralizar su portfolio de acciones.

Por ejemplo, un creador de mercado me da contrapartida cuando yo decido comprar Apple (AAPL). El creador de mercado me vende las acciones, por lo que él se queda con una posición corta de acciones.

Los creadores de mercado generalmente obtienen su beneficio de las horquillas, dando liquidez y contrapartida. Normalmente no intentan posicionarse direccionalmente en el mercado, aunque siempre hay excepciones.

En el caso de nuestro amigo con cortos de AAPL, lo que haría sería crear una posición sintética larga con opciones, de forma que neutralizaría completamente el riesgo de su posición en AAPL.

Veamos un ejemplo con el ETF SPY, ETF que replica el índice S&P500.

Si un inversor quisiera comprar 100 participaciones del ETF SPY, la inversión que tendría que realizar sería de $19.800 (SPY cotizando a $198).

Se observa en la imagen que el riesgo de esta posición, 100 acciones, serían 100 Deltas.

Ahora vamos a crear una posición sintética con opciones sobre SPY.

Una posición sintética se forma vendiendo una opción Put (“Short Put”) y comprando una opción Call (“Short Call”), ambas en el mismo strike y misma expiración.

Lo más común es seleccionar strikes ATM, que es donde más liquidez hay. En cuanto a la expiración, depende del objetivo del inversor. Si tu posición la quieres mantener a largo plazo, entonces deberás seleccionar expiraciones muy alejadas. En cambio, el creador de mercado que no va a necesitar tener la posición probablemente más de 1 mes, podrá seleccionar expiraciones más cercanas.

Para nuestro ejemplo seleccionaremos una expiración de 6 meses (SEP 16) y strike 198

El combo “Short Put 198 + Long Call 198” nos generaría un crédito de $201 por 1 contrato, que sería la posición para trabajar 100 deltas.

En la siguiente imagen podemos observar el gráfico de riesgo de la posición sintética. Vemos tres detalles importantes:

1. El gráfico de riesgo es exactamente igual que el de la posición comprada en el ETF. Esto se ve en sus griegas. Vemos que su exposición al precio (Delta) es 99.39, prácticamente 100, igual que el ETF.

2. Otro punto importante que hace a la posición sintética en muchas ocasiones mejor inversión que la compra directa es el crédito que generamos con la operación. Hay un ligero valor extrínseco que ganamos, que aunque es poco, nos sirve para minimizar comisiones.

3. Y por último y el más importante, el margen que nuestro bróker nos solicita por esta operación, en este caso $5.100 de margen contra los $19.800 por la compra directa.

Apalancamiento

Ahora bien, no debemos dejarnos llevar por la euforia.

En nuestro ejemplo, hemos visto que con $5000 podemos replicar una posición de casi $20.000, con el mismo riesgo para nuestro portfolio. Aunque esto es relativo.

Si tengo una cuenta de $20.000 y uso el 100% de mi cartera para comprar el ETF SPY, tendré 100 deltas de riesgo.

Si tengo esos mismos $20.000 y hago 1 posición sintética por $5.000 de margen, tendré también el mismo riesgo, pero con la ventaja de que tengo disponible $15.000 en “cash”, para poder hacer lo que yo quiera.

Lo que hagamos con ese dinero va a determinar el riesgo de nuestra cartera.

Si empleamos el “cash” extra para comprar otras 3 posiciones sintéticas, tendremos un riesgo de 400 deltas, que es lo mismo que estar apalancado por 4 veces.

En cambio, si usamos el “cash” para comprar Letras o Bonos a pocos meses, estaremos dando una rentabilidad extra a nuestra cartera prácticamente sin riesgo (por supuesto, dependiendo del tipo de renta fija que apliquemos).

Conclusiones.

Hemos visto que podemos construir una posición similar a una acción únicamente con opciones, con la gran ventaja de utilizar menos capital y sin aumentar riesgos ni apalancamientos.

La clave de utilizar las opciones como vehículo de inversión es controlar el apalancamiento, ya que ese menor uso del capital nos deja libres más efectivo que, mal utilizado, puede incrementar en exceso el riesgo del portfolio.

Con este ejemplo queda demostrado que las opciones per sé no son peligrosas, sino es el operador y cómo las usa lo que las puede convertir en un producto conservador o especulativo.

En el próximo número veremos la segunda parte del artículo, con dos ejemplos más sobre cómo usar las opciones como estrategia de inversión.

Saludos y éxitos!!

PD: te recuerdo que los usuarios registrados de SharkOpciones reciben diariamente por email «tips» y consejos de inversión. Aquí.

SharkOpciones

www.sharkopciones.com

Curso Gratuito – Bienvenido al Mundo de las Opciones

Entra a nuestro curso gratuito y
aprende a operar con opciones

OTROS POST

error: Content is protected !!

NOMBRE

E-MAIL

CURSO GRATUITO

Entra a nuestro curso y descubre una forma ÚNICA y DIFERENTE de operar en BOLSA.